martes, 20 de diciembre de 2016

Besame, besame mucho/ Como si fuera esta la noche/ La última vez


El muérdago
Es un semiparásito de la familia de las lorantaceas, que se encuentra encima de las ramas de los árboles (normalmente de hoja caduca). Es una planta de tallos articulados de color verde. Tiene flores masculinas y femeninas, ya que son unisexuales. Como fruto tiene unas bayas no comestibles, primero verdes y cuando maduran a finales de otoño cambian a blancas. Estas bayas sirven de alimento para los pájaros, quienes dejan las semillas en los árboles, donde se fijan mediante las raíces, alimentándose de la savia del árbol huésped. Sintetizan el alimento con la ayuda del Sol. El muérdago tiene propiedades medicinales, sirviendo en el tratamiento de enfermedades cardiovasculares y la hipertensión, aunque siempre es más recomendable el uso de medicamentos modernos más efectivos. También tiene aplicaciones externas para tratar los problemas de reuma. Por otro lado, el muérdago siempre se le ha atribuido propiedades mágicas, así los druidas la utilizaban para sus pociones, mejor ejemplo Panoramix, por otra parte se la considera la planta de la buena suerte, uno de los símbolos de la paz y la protección. Según las creencias populares atribuyen sus poderes mágicos a que fue creado como un elemento que no era del cielo ni de la tierra, ya que sus raíces no tocan nunca la tierra, pero tampoco se sostiene por sí mismo en el aire. De ahí la costumbre de recogerlo sin permitir que caiga al suelo, y de colgarlo del techo. Siguiendo la tradición de la antigüedad, besarse debajo del muérdago hace perdurar el amor. Para cortar el muérdago, según la tradición, habría que hacerlo pidiéndole al árbol permiso, mediante una reverencia, tras seis días de luna, con una hoz de oro e intentando que no se caiga. Es una planta que en altas cantidades puede ser venenosa, por lo que no es recomendable su uso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada