jueves, 5 de julio de 2018

Ver el arte

Heráclito, el filósofo que llora y Demócrito el filósofo que ríe
Son dos obras hermanas que fueron pintadas entre 1636 y 1638 por Rubens. Se encuentran en el Museo del Prado provenientes de la Colección Real de Carlos II. La primera vez que se nombran es en el inventario que se realiza, tras la muerte del último Austria, de la Torre de la Parada (pabellón de caza que se encontraba en el Parque regional de la Cuenca Alta del Manzanares, en Madrid).
VER IMAGEN SIN NÚMEROS (HERÁCLITO Y DEMÓCRITO)
  1. Se representa a Demócrito riendo y junto a un globo terráqueo. Demócrito es representado de esta forma ya que consideraba que el humor era una parte central del conocimiento humano. El filósofo viste ropajes coloridos, especialmente el rojo, reflejo de su carácter y tiene una postura más relajada que Heráclito. Lo único en lo que parece que coinciden es en el fondo del cuadro. 
  2. Heráclito, no para de llorar, está encogido y viste de negro, ya que para el filósofo presocrático el mundo esta lleno de desgracias. Rubens trata con maestría las facciones de la cara de ambos, solamente hay que ver la curvatura de las cejas de cejas, las arrugas y la lagrima se desliza por la cara, en el rostro de Heráclito y así como los puños cerrados con fuerza mostrando el dolor más profundo.
  3. Rubens realizó esta pareja dentro de un conjunto de sesenta obras utilizadas para la decoración del palacete la Torre de la Parada anteriormente mencionado y son las únicas que no tienen un tema mitológico. El pintor ya había realizado este tema con anterioridad, ya en 1603, en su primer viaje a España, pintó a los dos filósofos en un solo cuadro que se encuentra en Valladolid, en el Museo Nacional de Escultura.
  4. La representación de Heráclito y Demócrito es un tema recurrente en la pintura, la literatura y la música. De la pintura destacan las obras de Bramante, el primero en representar a Demócrito con un globo terráqueo, Rafael Sanzio que retrata a Miguel Ángel como Heráclito en la escuela de Atenas y Velázquez que pinta a Demócrito en el cuadro también conocido como El geógrafo. Siendo comparados con Esopo y Menipo de Velázquez. En literatura destaca Michel de Montaigne que dedica uno de sus Ensayos. Por último en música el tercer libro de cantatas de Jean-Baptiste Stuck incluye un Héraclite et Démocrite;​ así como las Esquisses de Charles-Valentin Alkan.

jueves, 28 de junio de 2018

Un arcoíris con mucho orgullo


Bandera LGBT
También conocida como bandera del arcoíris o bandera de la libertad, es es símbolo del orgullo gay y lésbico desde la década de los 70 del siglo XX. Nació de la mano de Gilbert Baker en California en 1978. Originalmente constaba de ocho colores cada uno con un significado diferente: Rosa: sexualidad, Rojo: vida, Naranja: salud, Amarillo: luz del Sol, Verde: naturaleza, Turquesa: magia/arte, Añil/azul: serenidad y Violeta: espíritu. Se dice que Gilbert se inspiró en la canción del Mago de Oz, Somewhere over the rainbow, cantada por Judy Garland. La primera vez que ondeó Festival del orgullo de San Francisco, el 25 de junio de 1978, pero fue tras el asesinato del político Harvey Milk el 27 de noviembre de 1978 cuando la bandera se hizo realmente popular. Perdió el color rosa debido a la poca cantidad del color que había en la fabrica Paramount Flag Company. Un año después perdió otro color, el turquesa, al tener que ser reducida para que no se tapasen los colores centrales al ponerlos en los postes de luz de la ciudad de San Francisco, quedando solo seis tal y como se conoce hoy en día. A partir de los 80 se fue extendiendo la popularidad de la bandera. El 14 de junio de 2004, unos activistas gais viajaron a unas deshabitadas islas australianas en los mares de coral e izaron la bandera LGBT, proclamando ese territorio libre de Australia. La bandera gay servía para remplazar el triángulo rosa, un símbolo que traía malos recuerdos. Se cosía en la ropa de los hombres homosexuales que permanecían atrapados en los campos de concentración nazis. Por su parte, los gays que además eran judíos llevaban un triángulo amarillo sobre el que aparecía otro rosa superpuesto. El negro se empleaba para identificar a las prostitutas, las lesbianas o las mujeres que usaban anticonceptivos.

sábado, 12 de mayo de 2018

3, 2, 1 ...¡Acción!

Ferdinando, el Toro


Es un cortometraje, de dibujos animados, del año 1938, realizado por Walt Disney. Fue dirigido por Dick Rickard y se basaba en el libro de Munro, El Cuento de Ferdinando. Este corto cuenta la historia de Ferdinando, un toro, que a diferencia del resto de toros solamente quería estar bajo la sombra de un árbol y oler as flores. Cuando es mayor, vienen unos desconocidos al prado donde se encontraba Ferdinando con los demás toros y mientras que estos están esperando para que se los lleven a Madrid a torear, Ferdinando está oliendo unas flores desde donde sale un abejorro, lo que hace que, el toro se revuelve y empuja al resto de toros y los hombres deciden llevárselo a Madrid. Cuando llega el día de la corrida y todo el mundo estaba emocionado con la corrida, una mujer le da al torero unas flores mientras está saludando en la plaza Cuando Ferdinando sale a la plaza mira al hermoso ramo de flores que sujetaba el torero y va hacia él. Entonces el matador, enfadado, se da cuenta de que el toro no le ataca a él, sino que busca el ramo de flores por lo que es llevado fuera de la plaza y devuelto a su prado, donde sigue con su vida tranquila de oler flores y descansar bajo la sombra de un árbol. En 1938 fue el ganador del Premio Óscar al mejor cortometraje animado. Aun así, no gusto a todo el mundo, el dictador Francisco Franco lo prohibió al terminar la Guerra Civil, no se podía entender que un toro no quisiese ser matado en una plaza de toros. Ir en contra de la llamada Fiesta Nacional era una conspiración y símbolo de la República. Por otro lado, Hitler no compartía la idea de que alguien fuese en contra de lo establecido. Prohibió la venta del libro e incluso mandó quemar todos sus ejemplares, tachándolo de "propaganda democrática degenerada", teniendo al final de la II Guerra Mundial el efecto contrario ya que las fuerzas aliadas imprimieron 30.000 copias del cuento de Munro y las repartieron entre los niños alemanes de forma gratuita durante la misión de paz en Alemania. Hasta Gandhi usó el cuento para difundir su mensaje de paz. Casi 80 años después se ha realizado una nueva versión de manos del director Carlos Saldanha.

jueves, 5 de abril de 2018

Maldito y excomulgado, solamente puedo decir... ¡Gracias por venir!

Trasmoz
Es un pequeño pueblo de la provincia de Zaragoza y que se caracteriza por ser un pueblo maldito y el único pueblo excomulgado de España. En el siglo XIII Trasmoz era una localidad laica rodeada por una serie de pueblos controlados por el Monasterio de Veruela. La leyenda cuenta que en ese tiempo los aquelarres y las brujas estaban al orden del día dentro de los muros de su castillo. La realidad era mucho más simple, Trasmoz no dejaba que el Monasterio de Veruela lo controlase. La Corona de Aragón le había otorgado ciertos derechos que no tenían otros municipios, como el uso del agua, lo que le ponía en un lugar privilegiado respecto a los otros pueblos de la zona. Además, surgió, en 1255, una riña entre el abad Andrés de Tudela, del Monasterio de Veruela y el pueblo por los derechos de recoger la leña del Monte de la Mata. Por otra parte, lo que se hacía tras los muros de Trasmoz era acuñar monedas falsas para acabar con la economía de Veruela. Si el Papa no ingresa el dinero que quiere, pone una escusa y te excomulga un pequeño pueblo en Zaragoza. El Papa es el único que puede revocar esta excomunión, pero todavía no lo ha estimado conveniente. Tres siglos después, en 1511, el Abad del Monasterio de Veruela decidió propagar por el municipio de Trasmoz una maldición convirtiéndolo en el único pueblo maldito conocido de toda España. Para dejar claro que el municipio estaba maldito se puso, a la entrada del pueblo, una cruz con un velo negro. Para llevar a cabo esta maldición, participaron todos los monjes del Monasterio leyendo el salmo 108 del libro de los salmos: "Danos tu ayuda contra el adversario, porque es inútil el auxilio de los hombres; Con Dios alcanzaremos la victoria, y él aplastará a nuestros enemigos". Un salmo que se usaba para maldecir a los enemigos y con el que quedó maldecido el señor de Trasmoz, sus descendientes y todo un pueblo. Siendo el único pueblo de España donde se ha realizado este ritual. Y por último, en 1850, estaba la Tía Casca, una mujer que vivió de verdad y que era una simple curandera, pero se la consideró como bruja y acabó su vida tirada por una colina. Gustavo Adolfo Bécquer recoge la historia en Cartas desde mi celda (VI) escrita en el Monasterio de Veruela, donde se estaba tratando de tuberculosis.

jueves, 22 de marzo de 2018

Yo soy uno de esos amantes/ tan elegantes como los de antes

Antinoo
(110/115-130)
Fue un bello joven amante del emperador Adriano, quien estaba casado con la emperatriz Vibia Sabina. Su vida es un misterio, ya que desde la Antigüedad, se ha mezclado la realidad con la ficción. Nació en el reino de Bitinia (Actual Estambul) entre el año 110 y 115 d.C. Fue conocido por Adriano en uno de los viajes del emperador y a partir de ese momento le acompaño durante el resto de su vida. El poeta Páncrates de Alejandría, un poeta de la época de Adriano, describió la relación entre ambos mediante una leyenda en la que Adriano dio muerte a un león con una jabalina antes de que atacase al joven, la sangre del animal en la arena sería la que daría la vida a la flor de Antínoo, el loto rojo. El joven Antínoo murió ahogado en el río Nilo en el año 130 por causas que se desconocen, lo que le hizo sufrir a su amante Adriano un gran dolor. Hay tres teorías sobre su muerte, o un accidente, un sacrificio para asegurar larga vida al emperador, o una intriga palaciega en la que podría haber estado involucrada la emperatriz. Tras su muerte el emperador Adriano lo divinizó imponiendo el culto al joven y haciendo construir varios templos. Al convertirse en una deidad se le hicieron un gran número de esculturas y se difundió su imagen en monedas. Se le solía representar con los atributos de Apolo, Dioniso, Osiris o alguna otra deidad. De esta forma se convirtió en el último dios romano difundió en monedas. Se conservan 80 figuras del joven tanto en escultura como en relieve, pero las más conocidas son ocho que se encuentran en Italia, Grecia y Líbano, el de la imagen se encuentra en Madrid en el Museo Nacional del Prado muestra el amplio busto que se pone de moda a fines del reinado de Adriano, pero lleva marcadas las pupilas, lo que le da un carácter algo más realista.

miércoles, 14 de febrero de 2018

La la Land: El medidor de las estrellas

El astrolabio
Es un aparato que sirve para determinar la posición y altura de las estrellas y servía para determinar la hora a partir de la latitud (o al revés), debido a esto, los navegantes musulmanes lo utilizaban para conocer las horas de oración y la posición de la Meca. La palabra astrolabio viene del griego "astron" astro y "lanbanien", buscar, en definitiva, "buscador de astros". El astrolabio fue el principal instrumento para la navegación hasta que fue destronado por la invención del sextante en 1750. Tiene tantos padres que es mejor decir que no se conoce el inventor, a algunos de los que se les atribuye son Ptolomeo o a Arquímedes. El astrolabio más antiguo que se conoce fue construido por el astrónomo persa Nastulus hacia el 927 , que podéis encontrar en el Museo Nacional de Kuwait. El astrolabio está formado por una esfera graduada conocida como "mater" sobre cuyo eje gira una aguja con una muralla que se apunta a la estrella elegida. El borde de la mater, o limbo, muestra una escala graduada en grados y en ciertas ocasiones en horas y minutos. En la parte superior, consta de una argolla de la que se suspende el instrumento en posición vertical para realizar las mediciones. La parte delantera del instrumento, es ligeramente cóncava y en ella se insertan otros dos discos. El interno, llamado tímpano, es una placa fija grabada con las coordenadas de la esfera celeste correspondientes a una latitud concreta, incluyendo el cénit (punto más alto en el cielo con relación al observador), el horizonte, líneas de altitud, acimut (es el ángulo formado entre la dirección de referencia (norte) y una línea entre el observador y un punto de interés previsto en el mismo plano que la dirección de referencia), el ecuador celeste, la eclíptica y los trópicos de Cáncer y Capricornio. El disco externo, llamado araña o red, es giratorio y representa un planisferio transparente con las posiciones del Sol, la Luna y las estrellas más brillantes del lugar. Sobre la araña, una aguja con visor, la regla se apunta al astro buscado. Dirigiéndola al Sol indica, por el lado del observador, la hora local. La parte trasera de la madre sirve para saber la altura de una torre, la distancia a esa torre y el símbolo del zodiaco que está ocupado por el Sol. Encima de esta parte sólo gira una aguja, la alidada con dos pínulas o visores para las lecturas. El Doctor Diego García de Palacio en el libro Instrucción Náutica para navegar. de 1587 describía así como utilizarlo:
"El que quiera tomar el sol con el astrolabio en la mar, se asentará y pondrá cerca del mástil mayor, que es donde la nave da menos vaivenes y está más quieta, y colgando el dedo segundo de la mano derecha de su anillo, pondrá el rostro y el astrolabio frontero del sol derechamente y conocerá que está por la sombrea que el sol, y alzará o bajará el penicidio (alidada) hasta que entre el sol por los dos agujeros de las pínulas y estando así tomará del astrolabio los grados que muestre la punta del penicidio, y hará por ellos las cuentas según las reglas".
Así que solamente queda comprar uno y empezar a disfrutar de él y de las estrellas.

viernes, 5 de enero de 2018

De Русская Америка a Alaska

La venta de Alaska
En 1867 se hizo una de las ventas más rentables de la historia. El zar Alejandro II de Rusia vendió a EE.UU. por 7.200.000 dólares pagados con un simple cheque. tras unas negociaciones entre el ministro ruso Eduard de Stoeckl y secretario de Estado estadounidense William H. Seward que acabaron el 30 de marzo de ese mismo año con la firma del tratado de venta. Esta venta se realizó debido a que Rusia tenía cierta dificultades financiera, y veían que podían perder el territorio en un futuro en manos de los británicos ya que no era fácil de defender. En un principio, ambos países se oponía a la transacción, por un lado, los rusos habían invertido mucho dinero y recursos y veían que lo perderían inútilmente y por otro lado, los estadounidenses no quería esas tierras de climatología tan extrema, de hecho consideraron esta transacción como locura de Seward, la nevera de Seward o el parque de osos polares de Andrew Johnson (el presiente estadounidense de la época). Los Estados Unidos, en esa época, veía en Rusia un aliado y en cambio los británicos eran el enemigo por lo que ayudar al país ruso no les parecía tan mala idea y así perjudicar al enemigo común. De esta forma, el Reino Unido que ocupaba la actual Canadá estaría rodeado y controlado. El zar no se podría imaginar que a partir de 1945, con la Guerra Fría, Alaska se convertiría en un invaluable base militar que pondría a las tropas, radares y aviones estadounidenses a las puertas del territorio ruso, ya no eran tan amigos. El tratado fue ratificado el 9 de abril de 1867, con un total de 37 votos a favor y dos en contra, en el Senado estadounidense, pero no fue hasta hasta más de un año después, en julio de 1867 cuando se aprobó la asignación del dinero necesario para la comprasen por parte de la Cámara de Representantes. El nombre de Alaska fue elegido por los estadounidenses del idioma aleutiano (idioma de las islas islas Aleutianas, Pribilof y Comandante), y quiere decir: tierra grande, o el objeto contra el que la acción del mar es dirigida. La ceremonia de entrega se llevó a cabo en Sitka, el 18 de octubre de 1867. Soldados estadounidenses y rusos desfilaron ante la casa del gobernador. La bandera rusa fue arriada y la estadounidense izada entre salvas de artillería y el capitán Alekséi Peschúrov transfirió a los Estados Unidos el territorio de Alaska en nombre del zar al general Lovell Rousseau. Las tropas ocuparon las barracas. La mayoría de los rusos volvieron a su país, quedándose sólo algunos comerciantes y sacerdotes. El día de Alaska conmemora esta transferencia formal de Alaska a los Estados Unidos, celebrándose todos el 18 de octubre de cada año. Tras la firma del tratado, se proclamó como festivo cada último lunes de marzo para celebrar la compra de Alaska, lo que se llamó el día de Seward. En algunas ciudades es un día un día libre de alcohol. En tan solo 50 años los americanos recuperaron cien veces más que su cifra de compra mediante una economía basada en la importación y exportación de telas chinas, hielo, té, oro, marfil de morsa, etc. En marzo de 2014, se publicó en el sitio web de la Casa Blanca una petición de adhesión de Alaska a Rusia, movimiento creado con el lema Alaska, de vuelta a Rusia. Se recogieron más de 35.000 firmas de ciudadanos que todavía crían en la leyenda urbana de que Alaska fue un robo, que se alquiló y no se devolvió a su dueño.