miércoles, 21 de septiembre de 2016

Pequeñucu, Pequeñucu

El trasgu
Es un ser de la mitología asturiana. Es un pequeño duende, que tiene una apariencia humana, suele ser cojo o tener la mano izquierda perforada. Se representa vestido con una blusa blanca y un gorro rojo, por lo que también se le conoce como "el del gorru colorau". El trasgu es muy pícaro y vivaz, se dedica a hacer travesuras, gasta bromas y por supuesto molestar. este pequeño duende vive en las casas, a las que entra si ve encendido el fuego, en las que se dedica a ensuciar, a comerse las comida o incluso espanta al ganado y por desgracia es difícil hacer que se vaya, salvo cuando se siente bien que hace todo lo contrario. Uno se puede deshacer de él si se le manda hacer alguna de estas cosas: extender linaza o mijo por el suelo y que la recoja del suelo (como intenta recoger los granos y tiene la mano agujereada, se le escapan y al no poderlo hacer se siente avergonzado, se va para no volver), poner blanca la piel de un carnero negro 0 traer una cesta de varas lleno de agua de mar. También se le conoce como Trasno, Cornín y Xuan dos camíos y en la zona occidental como el Diablu o Diañu Burlón y se dedica a burlarse de la gente tomando forma humana, disfrazándose de animal doméstico o hacerse invisible, simplemente para ver a mujeres desnudas, o engañar a los campesinos para lo que se transforma en niño abandonado para que las mujeres le limpien y amamanten.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada